¿Qué es un ‘wallet’ y cuál es la mejor manera de resguardar mis cripto-monedas?

¿Qué es un ‘wallet’ y cuál es la mejor manera de resguardar mis cripto-monedas?

Una ‘wallet’ o cartera virtual es un software o programa que resguarda los códigos para accesar a tus cripto-monedas de manera segura.

¿Cuál es la diferencia entre un código privado y uno público/

A diferencia de monedas y billetes que puedes guardar en tu bolsa o debajo del colchón, Bitcoin y las criptomonedas viven en un registro llamado el “Blockchain” en internet. Aunque nos gusta imaginarnos que las poseemos y mandamos como monedas, en realidad lo único que poseemos y que podemos mandar es un título de propiedad sobre el activo. Este título es muy importante ya que te permite identificarte con el protocolo Bitcoin por ejemplo, para poder accesar a tu dinero.

Es por eso que es vital tener control absoluto sobre tus cripto-monedas y cripto-activos, si llegas a perder tus códigos o si se los das a una entidad no muy confiable, es posible que tu dinero sea sustraido y robado.

Para evitar que esto pase cuando tu abres una ‘wallet’ lo primero que se te de comunica son dos claves, una pública y una privada. Estas pueden venir en la forma de una imagen QR y/o en una serie alfanumérica (de dígitos y números). La clave pública la puedes compartir con quien tu quieras, funge como un número de cuenta a la cual cualquiera le puede mandar dinero, mas no posee autoridad para accesar a los fondos de dicha cuenta. La clave privada por otro lado, es aquella que te legitimiza como el propietario de los fondos.

Es crítico que mantengas control sobre esta clave y que evites que caiga en las manos equivocadas. No la compartas y mantenla en un lugar seguro.

¿Cómo puedo asegurarme de que mi clave privada y mis cripto-monedas estén resguardadas de manera segura?

Sin duda es de las preguntas más importantes y fundamentales que cualquier persona que posea Bitcoin y/o otras cripto-monedas y cripto-activos se puede hacer.

Cabe resaltar antes que nada, que así como los bancos tienen debilidades, ya sea en sus bóbedas blindadas como en sus sistemas digitales, no existe una manera perfecta para guardar tus cripto-monedas, existen muchas opciones con sus debidas ventajas y desventajas.

Antes de describir algunas de las maneras que existen asegurar tus cripto-monedas es preciso recordar al lector que el sistema Bitcoin por combrar uno, es increiblemente seguro y robusto a hackeos y ataques cibernéticos. El protocolo lleva más de 10 años sin permitir un hackeo. Se puede visualizar como una gran caja fuerte impenetrable, sólo accesible con el código correcto.

Teniendo eso en mente, los códigos (claves privadas) de numerosas personas han caido en las manos equivocadas, ya sea por que confiaron en un tercero para que cuidara de este código o por que lo mantuvieron en su computadora o en internet sin aplicarle ningún método de seguridad adicional. Si este fuera el caso, cualquier persona puede accesar a dicha caja fuerte impenetrable y accesar tus fondos con toda impunidad; no es culpa de la caja fuerte, sino del usuario.

Este es precisamente el caso con el sistema Bitcoin por lo que es necesario aprender cuáles son las opciones para resguardar con tranquilidad nuestra clave privada y entender las ventajas pero sobre todo las desventajas para poder mitigarlas y no sufrir un robo y descalabro financiero. Después de todo, Bitcoin busca quitar a los bancos y darte control absoluto de tu dinero; depende de ti usar este poder con responsabilidad.

Las dos tipos de carteras o ‘wallets’:

Carteras Calientes (hot wallets)

Se les denomina calientes ya que son aquellas que tienen tu clave privada en algún lugar conectado al internet. El ejemplo más claro de una cartera caliente es un exchange. Al comprar Bitcoins por ejemplo, en un exchange, es éste el que controla tu clave privada (y por ende tus criptomonedas). El exchange te ofrece un nombre de usuario y una contraseña para acceder a tu cuenta que te muestra la cantidad de critpo-monedas a tu nombre. Esto no quiere decir que están bajo tu control, queda implícito que tú confías en que tu exchange resguardará tus monedas bajo su sistema. Es este el caso en que mucha gente ha perdido sus Bitcoins ya que hackers han encontrado vulnerabilidades en el sistema, no de Bitcoin, sino del exchange, y han podido engañar al exchange accesando como el cliente para vaciar su cuenta.

La ventaja de tener tus cripto-monedas en un exchange es que no necesitas guardar una clave privada, sólo un usuario y contraseña que incluso puedes perder y recuperar con la misma facilidad como si fuera un portal de email. Otra gran ventaja es que puedes aprovechar una subida repentina de precio de una cripto-moneda para aprovechar el momento y venderla de un momento para otro y hacer todos los movimientos rápidamente.

La desventaja es que los exchanges son hackeables.

Otro ejemplo de carteras calientes son aquellas que puedes descargar en tu computadora o en tu celular para disponer fácilmente de tus fondos sin que un tercero intervenga.

La ventaja es que tu tienes el control de tu dinero y no son (tan) fáciles de hackear.

La desventaja es que te pueden robar tu computadora o celular o los puedes perder, y así acceso a tus fondos por lo que se recomienda mantener poco dinero en estos wallets.

Carteras Frías (cold wallets)

A estas carteras se les denomina ‘frías’ ya que están desconectadas del internet. Es más, viven en nuestro mundo análogo similar a las carteras que usamos normalmente. Todo el punto de una cartera fría es maximiar la seguridad aunque se sacrifique la conectividad y velocidad con la que una persona pudiera rápidamente disponer de sus fondos.

 

Carteras de papel

Las carteras de papel no son más que un papel en donde viene impreso tanto tu clave privada como tu clave pública. Si no sacas más copas de este papel, lo guardas en un folder en tu cajón y no lo digitalizas (poniéndolo a disposición de posibles hackers) no hay manera de que alguien en internet pueda robar tu información por lo que por este lado tus fondos están completamente seguros, sin embargo, si tu perro se come el papel, te roban tu casa incluyendo un papel que parece importante o se incendia o inunda tu casa, estarás en peligro de perder tu dinero. Una manera de mitigar esto es tener más de una copia de tu cartera, sin embargo esto reduce las ventajas antes descritas.

Ventajas: Están desconectadas del internet por lo que no son hackeables.

Desventajas: Tu cartera impresa se puede deteriorar, ser perdida o robada.

 

Carteras digitales (hardware)

Las carteras digitales son quizá una de las maneras más eficientes para guardar la gran mayoría de tus fondos, asumiendo que no necesitarás accesarlos en el mediano o largo plazo.

La primera opción de una cartera digital fría fue guardando los códigos en una lap-top que nunca se conecte a internet y tenerla guardada ya sea debajo del colchón o en una caja de seguridad.

La segunda opción es un LedgerNano o un Trezor. Estas wallets se venden comercialmente y se ven como un USB con una pequeña pantalla. Estos dispositivos ya vienen con una clave privada programada. El usuario nunca se entera de cuál es la clave privada por riesgo a que la pudiera perder o compartir. El LedgerNano o Trezor te da tu clave pública y te deja accesar a tu dinero conectandose a tu computadora mientras resguarda celosamente tu información manteniendo a hackers lejos. Lo único que tienes que hacer es ingresar (y recordar)una clave de 4-6 dígitos para  accesar a tu LedgerNano o Tezor para poder interactuar con él.

Una ventaja sobre las carteras de papel es que no es obvio qué contiene en caso de que alguien lo llegara a encontrar. En caso de que llegaras a perderlo, cuando recién lo compras, te pide que programes unas palabras de seguridad para que en caso de que lo pierdas, puedas comprar otro que al ingresarle dichas palabras de seguridad te permitirá retomar control sobre tus cripto-monedas.

Ventajas – Excelente seguridad en todo momento incluso si lo pierdes.

Desventajas – Tienes que comprarlo y guardarlo en un lugar seguro, requiere que el usuario esté familiarizado con su interfase y modus operandi.

En resumen, se recomienda tener la mayoría de las cripto-monedas o cripto-activos en carteras frías (sobre todo si representan cantidades considerables de dinero) y por lo tanto, mantener una menor parte de su cripto-patrimonio en carteras calientes la cual le permita al usuario disponer de esos recursos con mayor rapidez para convertir a moneda local o incluso para especular y comprar y vender otros cripto-activos.

Leave A Comment

Name
Email
Comment