¿Qué es el blockchain?

¿Qué es el blockchain?

El Blockchain promete ser la innovación tecnológica más importante de las últimas décadas al eliminar el problema de la confianza en las transacciones.

En 2008 el proyecto Bitcoin introdujo no sólo una nueva forma de dinero virtual, sino algo mucho más trascendente: Una nueva tecnología disruptiva en el campo de la informática que busca erradicar de una vez y por todas el problema humano de la confianza, sobre todo en aplicaciones comerciales.

El comercio al que estamos acostumbrados está plagado de inneficiencias, las cuales como contratos, abogados, notarios y demás intermediarios son costosos y al final del día incrementan el precio de todos los bienes y servicios. Inclusive una vez que se vende la mercancía necesitamos contratar y gastar en un contador, que pague los debidos impuestos y nos tenga toda nuestra información en orden.

El Blockchain no es más que un registro contable, el cual hoja por hoja muestra toda transacción ya sea comercial o financiera en un orden lógico y cronológico. La diferencia es que este registro contable es digital, y vive en miles de computadoras que fielmente lograr mantener una copia actualizada, idéntica a la de todas las otras computadoras que se encuentran en un momento dado ejecutando y manteniendo el sistema.

Hoy en día un registro contable electrónico no es novedad. La innovación radica en que este registro está automatizado, no depende de ningún ser humano o de un grupo pequeño de personas, las cuales pudieran alterar registros, mantener ciertas transacciones ocultas, bajar el switch y hacer que se “caiga” el sistema o caer en la tentación de abusar de su posición de poder de una manera u otra.

El Blockchain es un programa de computadora con una serie de instrucciones claras, sin motivación para hacer trampa, el cual no recibe sobornos o intimidaciones sin importar el monto o la seriedad de éstas. Es mediante el Blockchain que no sólo se puede mandar dinero, como lo propuso el sistema Bitcoin, sino que se puede mandar mediante este sistema, de manera segura y transparente cualquier cosa que dos personas consideren valiosa, ya sea dinero, una combinación que abre un locker o la chapa de una casa de renta vacacional, un candado de una bici en el centro de la ciudad, un título de propiedad, etc.

Existe una infinidad de cosas, artículos, información e ideas que dos personas pudieran considerar valiosas y dignas de intercambiarse, sin embargo hasta antes del Blockchain carecíamos de la infraestructura para poder realizar la transferencia de dichos activos de manera segura.

El Blockchain fue pionero en su total transparencia. En el sistema Bitcoin por ejemplo, cualquier persona armada de una computadora con internet puede rastrear el origen y destino de todos los bitcoins jamás creados, desde cuándo fue acuñado pasando por todas sus transacciones hasta quién lo posee en este momento.

Este nivel de transparencia no tiene precedente, imagina poder revisar en el Blockchain el presupuesto de un presindente al principio del sexenio, y con sólo conectarte a internet poder ver en qué y cuándo gastó, y a quiénes pagó el totalidad del dinero público.

La capacidad y alcance del Blockchain por agregar valor a las masas es tan inmenso que pone nerviosos a muchos grupos en el poder, desde Bancos Nacionales que mantienen el monopolio en la moneda que se usa en un país hasta los presidentes que no tienen que dar ni rendir cuentas al final de su mandato.

La gran ventaja del Blockchain y de los cripto-proyectos que se suben y aprovechan esta arquitectura, es que no piden permiso. El Blockchain crea alternativas disruptivas. Lo realmente robusto de esta tecnología es que vive en el internet, en miles de computadoras en todos los continentes que están corriendo el código y el programa (la nube). Es por esto que ningún gobierno tiene la capacidad de bajarle el switch a todas las computadoras de manera simultánea, como no existe un punto crítico del que dependa el sistema, mientras existe una computadora ejecutando el programa el proyecto vive.

Es por esto que los gobiernos están comenzando a entender después de querer prohibir iniciativas como Bitcoin, que no existe fuerza bruta sufuciente pueda censurar, destruir o interrumpir proyectos hechos para ofrecer valor a la población aun cuando vayan en contra de los intereses de grupos arraigados en el poder.

Leave A Comment

Name
Email
Comment