¿Puede Bitcoin ser hackeado?

¿Puede Bitcoin ser hackeado?

Una cantidad importante de inversionistas están adquiriendo sus primeros Bitcoins pero, ¿qué tan seguro es el sistema? ¿puede ser hackeado?

Inverionistas de todas partes del mundo están conociendo más y más sobre Bitcoin y las criptomonedas y realizando sus primeras compras incursionando el fascinante mundo del dinero virtual descentralizado, sin embargo ¿qué tan preparados están para invertir su dinero en estos novedosos y nuevos vehículos de inversión?

El éxito de Bitcoin trajo consigo el lanzamiento de cientos de nuevas criptomoendas así como una oleada de start-ups tecnológicas basadas en la tecnología blockchain. Sin embargo, muchos inversionistas no están muy seguros sobre la seguridad de las criptomonedas.

¿Puede alguien hackear y robar mis bitcoins? ¿Cómo me puedo proteger?

Bitcoin fue lanzada en 2008-2009 como una moneda descentralizada, queriendo decir que no estaba regulada o legislada por un administrador, gobierno o banco de ningún tipo diseñada para facilitar transacciones de valor entre individuos comunes y corrientes.

El tem de la seguridad ha sido fundamental para el protocolo Bitcoin desde su lanzamiento. Por un lado, el sistema es muy difícil de hackear debido a que la tecnología en la que funciona, la tecnología Blockchain, está diseñada precisamente para esto. Dado que el blockchain está siendo constantemente revisado y auditado por otros usuarios, casos de hackeo son poco probables. Sin embargo, por el otro lado, el hecho de que el protocolo sea resitente al hackeo no quiere decir que sea necesariamente imposible de hackear

El protocolo de Bitcoin o la Blockchain del sistema Bitcoin depende de mineros (terceras entidades incentivadas a realizar las transacciones de los usuarios por compensación monetaria) para su correcto funcionamiento. Un minero no puede realizar una operación fraudulenta como gastar un bitcoin dos veces ya que su trabajo es revisado y auditado por otros mineros. Solamente cuando un bloque de transacciones es verificado y validado por otros mineros se puede promulgar y volver el próximo bloque o registro contable de la cadena la cual alberga toda la secuencia de transacciones de manera lógica y cronológica.

Bitcoin presenta una debilidad en su sistema, la cual es inherente al sistema y no se puede arreglar. Si una entidad llegase a controlar el 51% o más de los mineros o de la capacidad de minería del sistema, teóricamente tendría la autoridad de promulgar transacciones fraudulentas ya que no existiría autoridad suficiente para refutar su bloque de transacciones como el siguiente bloque de la blockchain.

El ataque de 51% para blockchains que trabajan bajo el algoritmo de concenso de ‘prueba de trabajo’ o ‘proof of work’ es un peligro latente que aunque muy difícil de lograr, sobre todo en criptomonedas relativamente robustas como Bitcoin, ha llegado a sucederle a otras en una etapa de su desarrollo más temprana.

Para lograr un ataque del 51% y ‘hackear’ a Bitcoin, se necesitarían aproximadamente 5 millones de computadoras ASIC, especializadas y diseñadas para minar criptomonedas las cuales consumirían una cantidad de energía eléctrica cercana a los 20 terawatts-hora, el consumo del país entero de Marruecos, costando la operación alrededor de $14 mil millones de dólares.

Aunque no es enteramente imposible que alguna persona o grupo logra la hazaña, se argumenta que no tendría lógica invertir tantos recursos para destruir el sistema Bitcoin; si bien se ha invertido todo ese dinero, la persona o grupo estaría incentivada a minar de manera honesta dado el incentivo económico que conllevaría. Al tener el 51% del poder de minado del protocolo Bitcoin se estaría recibiendo aproximadamente 6.25 bitcoins cada 10 minutos lo cual equivaldría a un flujo de efectivo de $1,248,300,000 de dólares al año (calculado al precio actual de bitcoin de $3,800 dólares).

Precisamente por su red tan vasta de minado, las criptomonedas Bitcoin y Ethereum son de las más seguras. Cuando se realiza una transacción, basta con revisar que ésta esté incluida en el blockchain correspondiente y tenga un par de confirmaciones (bloques subsequentes añadidos).

Cabe resaltar y es preciso entender que una cosa es la seguridad de Blockchain y otra es la seguridad de las claves privadas que otorgan acceso a los cripto-fondos. La Blockchain es como una caja fuerte muy robusta en la que puedes confiar, pero si compartes la combinación de ésta, no esperes que tus artículos de valor estén seguros.

Todos aquellos que compren criptomonedas tienen que estar bien informados sobre cómo guardar sus claves privadas, ya sea que confíen en un exchange o casa de cambio de criptomonedas con esta información sensible o se hagan responsables de guardar sus claves en las diferentes tipos de carteras que existen.

 

Leave A Comment

Name
Email
Comment